Notas

Con trabajos constantes, el Municipio refuerza la limpieza urbana de la ciudad

trabajos de limpieza (4)

Durante la semana, el intendente Abella supervisó tareas realizadas por cuadrillas de la Secretaría de Espacio Público en distintos puntos del casco urbano y los barrios. Desde el Municipio remarcaron la importancia de contribuir con la correcta disposición de los residuos y los desechos como así también de los cortes de pasto y ramas.

Los trabajos del Municipio para mantener en buenas condiciones la ciudad, son constantes y permanentes. A través de distintas cuadrillas de la Secretaría de Espacio Público, diariamente visita distintas zonas concretando operativo de limpieza integral.

Esta semana, personal municipal estuvo presente en un sector del centro de la ciudad donde realizó el retiro de montículos y ramas además de residuos y otros objetos arrojados indebidamente en la vía pública.

Estos operativos también se replicaron en los barrios Del Pino, Lubo y Villanueva e incluyó, en forma paralela, tareas de zanjeo y corte de pasto.

Como es habitual, el intendente Sebastián Abella estuvo supervisando estas acciones junto a la concejal Elisa. Y luego de conversar con los trabajadores y vecinos de la ciudad, hizo hincapié en la responsabilidad de toda la comunidad para mantener limpia y en orden la ciudad.

“El Municipio trabaja constantemente en la limpieza de la ciudad, pero necesita de el compromiso y colaboración de todos los vecinos en mantener en buenas condiciones los espacios públicos. Por eso, es fundamental que no se tire indiscriminadamente basura a la calle porque se tapan las alcantarillas y pueden generar focos de infección”, aseguró el jefe comunal. 

DISPOSICIÓN DE LOS RESIDUOS DOMICILIARIOS

Desde el Municipio recordaron las normas en materia de disposición de los residuos domiciliarios y de los montículos. La norma prohíbe arrojar basura o desechos de cualquier tipo tanto en los cordones como en parterres, canteros, avenidas y diferentes espacios de la vía pública. Y también obliga a los frentistas a poseer un canasto.

Además, establece que los residuos deben disponerse en los canastos en bolsas herméticas, siempre respetando el cronograma de servicio de recolección.

En tanto, los restos de cortes de pasto, hojas y montículos que no exceda el metro cúbico también corresponde embolsarlos y disponerlos sin entorpecer la circulación de los vehículos. Y en caso que superen el metro cúbico, los vecinos deberán contratar un volquete para su disposición.