Tasa de Seguridad e Higiene: 1.200 comercios y empresas se beneficiaron con la eximición que otorgó el Municipio

Había sido determinada por el intendente Abella para el último trimestre del año y representó una bonificación de $60 millones para el sector. “Nos alegra el impacto positivo que ha tenido, porque fue un esfuerzo grande que realizamos para favorecer a contribuyentes que producen y generan empleo y que son vitales para el desarrollo y crecimiento de la ciudad”, remarcó.

Alrededor de 1.200 comercios y pequeñas y medianas empresas de la ciudad se beneficiaron con la eximición del 50% de la Tasa de Seguridad e Higiene que determinó el intendente Sebastián Abella para acompañar a estos sectores en medio de la crisis inflacionaria que atraviesa el país.

El beneficio anunciado por el jefe comunal, que también alcanzó a contribuyentes del Sistema de Monotasa e incluyó un plan de pagos de 24 cuotas para aquellos con deudas previas, impactó en este último trimestre del año.

De esa manera, comercios y pymes de la ciudad se vieron beneficiados en un total acumulado que rondó los $60 millones durante los períodos fiscales de octubre, noviembre y diciembre. “Ese dinero quedó en el circuito productivo y comercial la ciudad”, remarcó el Intendente

“Nos alegra el impacto positivo que ha tenido esta medida, porque fue un esfuerzo grande que realizamos para favorecer a contribuyentes que producen y generan empleo y que son vitales para el desarrollo y crecimiento de la ciudad”, remarcó Abella.

“Todo el dinero que ingresa al Municipio siempre vuelve en obras y servicios para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos. En esta oportunidad, también consideramos importante acompañar a un sector que genera mucho empleo y que no solo debió atravesar la crisis que significó la pandemia, sino que también debe lidiar con la crisis inflacionaria que atraviesa el país y los desmanejos del Gobierno nacional”, agregó el jefe comunal.

El intendente también señaló que se trató de “un reconocimiento” a aquellos contribuyentes que, “a pesar de las crisis se han esforzado para estar al día”, al tiempo que destacó el trabajo realizado por la Secretaría de Ingresos Públicos y la administración del Municipio “para poder otorgar este beneficio a un sector tan importante de la ciudad”.

La medida había sido anunciada a principios de agosto por Abella y obtuvo rápidamente la aceptación de la Cámara Unión Comercio e Industria (CUCEI) y la Unión Industrial de Campana (UIC) y también de comerciantes y empresas de la ciudad, quienes, por entonces, se acercaron en gran número al Municipio para interiorizarse del beneficio.

Finalmente, sobre el cierre del año se conoció que 1.200 contribuyentes fueron alcanzados por esta medida que redundó en una bonificación acumulada de $60 millones para comerciantes y pymes de la ciudad.